Aqua-Cibus: integración científica y tecnológica al servicio de pymes y pequeños productores acuícolas de Iberoamérica

  •  José Simal, catedrático de la Universidad de Vigo y coordinador de la Red Aqua-Cibus, abordará en la Mesa de Trabajo de Acuicultura de XXI ForoAcui esta iniciativa, que centra sus esfuerzos en el fortalecimiento de la acuicultura en Iberoamérica .
  • La Red Aqua-Cibus tiene como pilares fundamentales la integración científica y tecnológica, cuyos conocimientos y resultados permitirán mejorar la cadena de valor de la acuicultura en el espacio iberoamericano.
  • Los principales beneficiarios de esta Red de conocimiento serán las pymes y los pequeños productores de acuicultura de la región.

 

La acuicultura se está convirtiendo en una actividad socioeconómica cada vez más importante para Iberoamérica, siendo fuente de ingresos y de empleo directo e indirecto para la zonas en las que se desarrolla. Cuenta, además, con una gran previsión de crecimiento. Partiendo de estas premisas y nuestra estrecha vinculación con Iberoamérica, hemos querido traer a la XXI edición de ForoAcui una iniciativa pionera  que, desde el Campus de Ourense de la Universidad de Vigo, pretende contribuir al desarrollo de la acuicultura en esa parte del mundo adaptándose a sus propias condiciones y particulares circunstancias .

Se trata de la Red Aqua-Cibus “Fortaleciendo la acuicultura en Iberoamérica: calidad, competitividad y sostenibilidad”, que consiste, grosso modo, como nos explica Jesús Simal, catedrático de la Universidad de Vigo y coordinador de esta iniciativa, “en la integración científica y tecnológica de grupos complementarios, ya sean de centros de investigación, empresas, ONG o asociaciones, que tienen la misión común de mejorar la cadena de valor de la acuicultura en el espacio iberoamericano”. La Red Aqua-Cibus, señala Jesús Simal, quien profundizará sobre esta iniciativa en la Mesa de Trabajo de Acuicultura de XXI ForoAcui, “surge al alinear el trabajo de investigación del Centro de Investigaciones Agroambientales y Alimentarias (CIA3) con las políticas científicas de estrategia institucional de la Universidad de Vigo en torno al mar (pesca y acuicultura sobre todo) y del campus de Ourense en torno al agua; de ahí que nuestro enfoque sea apostar por la acuicultura tanto en aguas continentales como costeras”.

Dicho lo anterior, la Red Aqua-Cibus, que se construyó al amparo de la convocatoria 2017 del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (Cyted), trabajará durante cuatro años, y como apunta el catedrático de la Universidad de Vigo, “con el objetivo  principal de contribuir al desarrollo socio-económico de la región a través de mecanismos de cooperación que buscan resultados científicos y tecnológicos transferibles a los sistemas de acuicultura de Iberoamérica, con el fin de promover una acuicultura de calidad, competitiva y sostenible”. Un objetivo en el que se han implicado grupos de investigación y empresas de España, Portugal, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y Ecuador.
ÁREAS DE ESPECIALIZACIÓN, RETOS E IMPORTANCIA DE LA RED
La iniciativa, destaca el coordinador de Aqua-Cibus, trabajará alrededor de cuatro áreas fundamentales de especialización que abarcan la cadena de valor de la acuicultura. La primera de ellas es la evaluación y gestión de recursos, donde se abordarán aspectos de selección de especies productivas con mayor rendimiento en cantidad y calidad y en el desarrollo de sensores para controlar procesos en tanques de producción/engorde. La segunda es la salud y la nutrición animal y en ella se profundizará en seguridad alimentaria, en la búsqueda de alternativas proteínicas para la fabricación de piensos y en el desarrollo de alimentos prebióticos y probióticos para minimizar el uso de antimicrobianos. La tercera de las áreas de especialización es la sostenibilidad y el impacto ambiental, abordando el proyecto aspectos como la disminución de los cultivos de peces carnívoros y los cultivos crecientes de herbívoros, moluscos y algas; el desarrollo de sistemas de explotación con bajo consumo de energía e impacto ambiental y la proliferación de toxinas. La última de las áreas es la transformación y diversificación de la producción, buscando mejoras en la calidad y seguridad, la valoración de subproductos y residuos y el desarrollo de nuevos productos transformados.
Respecto a la importancia de la constitución de la Red Aqua-Cibus, Jesús Simal es muy preciso: “ esa importancia radica en la necesidad de adquirir conocimientos básicossobre las especies locales, adaptar tecnologías foráneas a las condiciones particulares de los países de Iberoamérica, fortalecer la competitividad de los productores acuícolas en la región y mejorar la productividad de los cultivos para contribuir al crecimiento económico, la seguridad alimentaria y el bienestar social, lo cual sería imposible sin la ayuda activa y constante de la investigación científica, el desarrollo de tecnologías y la innovación”.
En este sentido, se han identificado dos desafíos clave. El primero, corresponde a la necesidad de entender los problemas esenciales, así como los puntos y enfoques clave que repercutirán en mayor medida en una cadena de valor acuícola específica de un país determinado. El segundo radica en cómo combinar las capacidades del sector público, el sector privado y la sociedad civil en una asociación eficaz (un “triángulo áureo”) que, en última instancia, proporcione ingresos a los acuicultores, y alimentos seguros y de calidad a la población.

LA TRANSFERENCIA A PYMES Y PEQUEÑOS PRODUCTORES, PRIORITARIA
En cuanto a los resultados previstos, estos, a entender del coordinador de Aqua-Cibus  permitirán, por un lado,  promover y fortalecer la investigación de excelencia y la capacitación en materia de conocimiento de las especies acuícolas de la región, su aprovechamiento, producción, procesamiento y conservación de alimentos derivados de pescado como herramientas idóneas para su transferencia al sector industrial, teniendo en cuenta el impacto ambiental y sus costes. Y por otro, consolidar una red multidisciplinar con activa participación del sector productivo. Porque de lo que se trata, añade, “es de que las actividades que se desarrollen ofrezcan el marco adecuado para una transferencia eficaz a la comunidad y las empresas, contribuyendo así a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Iberoamérica”. Y es que los principales beneficiarios de esta red de conocimiento, insiste Simal, serán las pymes y los pequeños productores de acuicultura de esta región, especialmente en comunidades indígenas de la cuenca amazónica en Colombia, Bolivia y Ecuador, así como de zonas costeras del Pacífico y del Atlántico.
Jesús Simal, actualmente vicerrector de Internacionalización de la Universidad de Vigo, con competencias, entre otras, de impulso a la movilidad y proyectos de cooperación internacionales, intervendrá en el XXI ForoAcui el miércoles, 10 de octubre,  en la mesa de trabajo de Acuicultura.  Una de las seis mesas que se desarrollarán en esta  edición de 2018 junto a “100 anos de investigación en el IEO”, “Marisqueo y Pesca de Bajura”, “Empresa y recursos”, “FEMP, aspectos generales y acuicultura”, y “FEMP, industrias, flota y desarrollo con las ayudas de los GALP”.